HOME | ACERCA | NACIONAL | LOCAL | MUNDIAL | DOCUMENTOS | CONTACTOS | ANTERIORES

MUNDIAL

Comprender la guerra de Trump contra la UNRWA y los refugiados palestinos

Si no hay refugiados nadie tendrá que regresar

Marilyn Garson
Mondoweiss
3 de septiembre de 2018

La administración Trump ha prometido fondos completos para una agencia de ayuda de la ONU frecuentemente calumniada para refugiados palestinos. Nikki Haley, embajadora de Estados Unidos ante las Naciones Unidas, ha asegurado en privado a la Agencia de Ayuda y Obras de la ONU, o UNRWA, que Estados Unidos mantendrá sus niveles actuales de financiación para la organización. Haley se ha convertido en una dudosa paladín de la UNRWA. US Vows To Fund A UN Agency For Palestinian Refugees [that] Israeli Leader Wants Shuttered , Foreign Policy 24 de agosto de 2017

El año transcurrido ha sido una carrera del poder contra la protesta.

Los palestinos de Gaza protestan para ser vistos y escuchados, resistir el bloqueo y reclamar sus derechos.

Trump y quienes lo rodean han pasado el año tratando de evitar, en lugar de resolver, los reclamos palestinos. Ahora desean negar el estatus de refugiado del 90 % de los palestinos. Si Trump se sale con la suya, solo quedarán unos pocos ancianos refugiados. El Derecho de Retorno será discutible. No existiría ahora, dice, si la UNRWA no lo mantuviera con vida. Hará desaparecer el derecho al desfinanciar a la UNRWA y anular el registro de sus cinco millones de refugiados fantasmas, o más bien, cinco millones de descendientes de una serie de refugiados reales. Después de setenta años, es hora de que los descendientes se dispersen en silencio.

Una vez hecho esto, el retorno puede seguir siendo el privilegio de los judíos, o más bien, de los descendientes de los judíos. De alguna manera nuestros reclamos no fueron diluidos por nuestros milenios de dispersión.

I

En diciembre de 2017, Trump regaló lo que no era suyo, declarando que Jerusalén es la capital de Israel solamente. Hubo enojo, pero el cielo no cayó sobre Trump ni sobre el sector mesiánico de su base. El derecho internacional y la comprensión global fueron ignorados con bastante facilidad.

Foreign Policy citaría más tarde los correos electrónicos internos que fueron enviados por el yerno de Trump, Jarod Kushner, en enero de 2018. Trump puede ser maleable, pero Kushner no lo es. Ya entonces, Kushner pedía un "esfuerzo honesto y sincero para desbaratar la UNRWA... nuestra meta no puede ser mantener las cosas estables. A veces tienes que arriesgarte estratégicamente rompiendo cosas”.

La portavoz del Departamento de Estado, Heather Naert, dijo en ese momento que Estados Unidos no tenía intención de eliminar los fondos para los refugiados palestinos, pero al día siguiente Victoria Coates, asesora principal de [el enviado del presidente Trump en Oriente Medio, Jason] Greenblatt, envió un correo electrónico al personal de seguridad nacional de la Casa Blanca señalando que la Casa Blanca estaba reflexionando sobre una manera de eliminar la agencia de la ONU para los refugiados palestinos. Foreign Policy, 3 de agosto de 2018

En febrero, fueron a por el presupuesto de UNRWA. Trump no cumplió los compromisos de aproximadamente 300 millones de dólares de los EE.UU. con la UNRWA, que ya habría programado esos fondos para proporcionar alimentos, atención médica, educación y servicios a 5,3 millones de refugiados palestinos. Trump botó esas obligaciones humanitarias al basurero junto con el derecho internacional y la diplomacia.

UNRWA redobló su recaudación de fondos.

Los habitantes de Gaza comenzaron a manifestarse y los francotiradores del ejército comenzaron a dispararles por el crimen de caminar, porque son palestinos. Nada los detuvo, ni la política de fuego abierto del ejército ni los crecientes castigos de Netanyahu. La violencia y la pérdida de vidas han sido groseramente unilaterales: los soldados israelíes han matado a 171 manifestantes al momento de escribir este documento, mientras que a un israelí recibió un disparo. Los aviones israelíes bombardearon hasta el borde de la guerra en respuesta a cometas incendiarios.

Aún se manifiestan. Se habla de una respuesta económica a la necesidad humanitaria de Gaza, pero no de una solución derivada de la justicia. Entonces las protestas de Gaza continúan. Si es viernes, los habitantes de Gaza caminarán, se harán visibles y exigirán precisamente esos derechos que no están en discusión.

II

Los manifestantes de Gaza volvieron a centrar el Derecho al Retorno, como una campaña, no como la base de la resolución. Como he escrito en otra parte, la UNRWA la presentó como un objetivo indirecto:

La Gran Marcha del Retorno de Gaza revitalizó un argumento engañoso contra la UNRWA: al defender los derechos de los palestinos tal como están consagrados en el derecho internacional y en las resoluciones de la ONU, se dice que la propia existencia de UNRWA perpetúa el conflicto.

[Los defensores de este argumento escriben que] "la UNRWA ha logrado ocultar su razón de ser política de sostener la demanda palestina de 'retorno' diseñada para deshacer a Israel, y lo ha hecho bajo una apariencia humanitaria". Porque la UNRWA define a los palestinos como refugiados, les impide adaptarse a su nueva realidad como gazatíes. Por lo tanto, la UNRWA y no el bloqueo ni los repetidos bombardeos, está obstaculizando el desarrollo de Gaza.

Sin embargo, no te confundas. La UNRWA es solo el objeto aparente de este argumento. Su objetivo real es legitimar el statu quo y eliminar por completo el problema de los refugiados. Al eliminar la UNRWA, estos autores esperan hacer permanente la distribución actual del poder y la tierra.Counterpunch, June 29, 2018

Con un enfoque de tema unitario, la UNRWA es la evidencia humanitaria actual de la ocupación de Palestina. Además, la UNRWA se consolida y responde a las necesidades de los refugiados de Palestina como un pueblo disperso en varios lugares. No es su líder ni su representante y ciertamente tampoco generador de pensamientos, pero la UNRWA es una encarnación burocrática de la espera unificada de los palestinos por la justicia. Eso hace que la UNRWA sea un espantajo satisfactorio.

La Asamblea General de la ONU vota cada tres años por el mandato de la UNRWA y 164 estados miembros votaron a favor de su renovación actual. Trump no puede intimidarlos a todos, como se hizo evidente en diciembre de 2017, cuando 128 estados miembros se opusieron a la entrega unilateral de Trump de Jerusalén. En cambio Trump, Netanyahu y sus amigos han trabajado arduamente para deslegitimar a la UNRWA.

Del mismo modo, Trump no puede borrar la Resolución 194 de la Asamblea General de la ONU (III) que resolvió que:

A los refugiados que deseen regresar a sus hogares y vivir en paz con sus vecinos se les debe permitir hacerlo en la fecha más cercana posible y que se pague una indemnización por los bienes de quienes eligen no regresar y por la pérdida o daño de la propiedad

En cambio él, sus amigos y familiares han comenzado a trabajar para descalificar a los palestinos que reclaman su derecho al retorno. ¿Con qué base?

Su razón se basa en la creencia de que los descendientes de los refugiados de primera generación no pueden calificar para el estatuto de refugiado. Los palestinos, afirman, son los únicos refugiados en el mundo que transmiten su estado de refugiado a través de las generaciones. La visión no es compartida por el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) y el Departamento de Estado [de EE.UU.], que sostienen que varias generaciones de afganos, butaneses, birmanos, nepaleses, tailandeses, tibetanos y somalíes han sido reconocidos como refugiados. Foreign Policy, August 9, 2018

Esto es sentido común así como de política. ¿De qué otro modo podría uno nombrar a un niño nacido en un campo de refugiados, detrás de un muro de bloqueo? Ha nacido en el lugar de desplazamiento de sus padres. La desposesión determina sus elecciones. Está desprotegid en un mundo de estados y debe ser contada para recibir ayuda en un mundo de agencias. Es un refugiado palestina, con derechos humanos y políticos.

Jay Sekulow, un activista antipalestino que también es el abogado personal de Donald Trump, explica por qué insiste en que este niño no tiene derechos:

La convención de refugiados de 1951 tiene una larga definición de refugiado que es personal: un refugiado es una persona que "debido al temor fundado de ser perseguido por motivos de raza, religión, nacionalidad, pertenencia a un grupo social u opinión política en particular, está fuera del país de su nacionalidad y no puede o, debido a ese temor, no está dispuesto a acogerse a la protección de ese país". Al registrar a los refugiados sobre esta base, el ACNUR interpreta que la convención requiere "unidad familiar" e implementa el principio al extender los beneficios a la familia que los acompaña, llamándolos "refugiados derivados". Los refugiados derivados no tienen el estatus de refugiados por sí mismos, dependen del refugiado principal. La definición de UNRWA también es personal: Los refugiados palestinos son "personas cuyo lugar de residencia normal era Palestina durante el período comprendido entre el 1 de junio de 1946 y el 15 de mayo de 1948 y que perdieron el hogar y los medios de subsistencia como resultado del conflicto de 1948", pero también registran "descendientes de refugiados palestinos masculinos, incluidos los niños adoptados. "El estado de los descendientes no depende de acompañar al refugiado principal.

Aquí es donde entra el escamoteo: por supuesto es posible que haya múltiples generaciones de refugiados, si todas las generaciones coinciden con la definición primaria de refugiado de 1951. Por ejemplo, si la nieta de un refugiado también se encuentra fuera del país de su nacionalidad debido a un temor fundado de ser perseguida, ella también es una refugiada primaria. Pero ella no es una refugiada debido a la ascendencia, porque no hay una disposición para el estatuto de refugiado basada en la descendencia en la convención de refugiados de 1951 o en prácticas internacionalmente aceptadas para refugiados que no son refugiados palestinos.

Por lo tanto, un niño palestino (cuyos antecesores fueron desposeídos antes de la convención de 1951 sobre refugiados) nace sin ningún derecho.

De acuerdo con Foreign Policy, Sekulow demandó al Departamento de Estado para obtener un informe de 2015 que esperaba que contuviera el número de refugiados palestinos de primera generación. Ningún número se evidenció en el informe redactado. Además, "las secciones desclasificadas del informe ofrecen una enérgica defensa de la UNRWA, afirmando que 'cumple una función importante y es una fuerza para la estabilidad en la región'".

III

Los habitantes de Gaza continuaron manifestándose y resistiendo. El castigo afirmó su necesidad de ser vistos y sus derechos humanos perdidos, incluida su urgente necesidad de protección.

Ahora se está presionando para hacerlos desaparecer, como ha dicho Pierre Krahenbuhl, Comisionado General de la UNRWA. Negarles la existencia

El 30 de julio Ma'an informó en sus noticias de que el congresista republicano de Colorado Doug Lamborn lanzó la Ley de Apoyo a Refugiados y Reforma de la UNRWA en el Congreso de Estados Unidos, con el objetivo de reconocer a solo 40.000 refugiados palestinos. "Un colaborador del Congreso familiarizado con la legislación dijo que su intención no es desmantelar los fondos de la UNRWA, sino redirigir la asistencia a los descendientes a través de USAID".

O no, aparentemente no. Al menos, no a través de USAID. Trump acaba de recortar 200 millones de dólares de los compromisos del proyecto económico de USAID con Cisjordania y la Franja de Gaza. Al momento de escribir estas líneas, se espera que el proyecto de USAID para Gaza cese sus operaciones a finales de agosto, con la pérdida de 100 empleos. Y se espera que Trump termine con todas las contribuciones a la UNRWA porque "espera presionar a los palestinos para que vuelvan a la mesa de negociaciones".

Según varios informes, la administración de Trump unirá los hilos de esta campaña en un informe que se lanzará a principios de septiembre. Estados Unidos no reconocerá a más de medio millón de refugiados, rechazará cualquier derecho de retorno y ominosamente pedirá a Israel que 'reconsidere' el mandato de UNRWA para operar en Cisjordania.

Trump limitará a los refugiados: Le monde, c'est moi? Al igual que con Jerusalén, en su campaña contra los derechos de los palestinos, Trump está arrebatando algo que no es suyo. Puede tener la Casa Blanca, pero ni él ni su yerno ni su abogado personal otorgan los derechos de los humanos. Él no puede revocarlos.

Sin embargo puede arruinar precipitadamente la infraestructura de asistencia a los refugiados. ¿Qué pasará con las personas que necesitan alimentos, que están perdiendo empleos, cuya escuela para niños debe funcionar mes a mes, cuyos hospitales no tienen electricidad?

Los habitantes de Gaza continúan protestando obstinadamente contra ese cerco ilegítimo y letal.

Alcanzar los derechos de los palestinos puede ser un maratón, pero en este momento también es una prueba. La carrera está en marcha, se la puede negar, pero también puede ser vista y escuchada.

Marilyn Garson trabajó con comunidades afectadas por la guerra, incluidos Afganistán y Pakistán (2005-2010) y la Franja de Gaza (2011-2015). Es cofundadora de Gaza Gateway, una organización social que crea empleo en Gaza. Ella escribe desde Nueva Zelanda y escribe blogs en Contrapuntal: Transforming Gaza . Puedes seguirla en Twitter @skinonbothsides .