HOME | ACERCA | NACIONAL | LOCAL | MUNDIAL | DOCUMENTOS | CONTACTOS | ANTERIORES

NACIONAL

Estados Unidos: Uniformes escolares ¿si o no?

Por Roberto Torres Collazo
Editor del Colectivo Cambio Social, EE.UU
29 de julio de 2018

Todos los años no son pocas las escuelas que debaten si los niños y niñas deben usar uniformes escolares. De entrada vamos a tomar posición en favor de las familias pobres extendidas, es decir, familias que incluyen papá, mamá, los hijos, abuelos, tios, etc.

Los uniformes aveces no son baratos. Imaginemos una madre soltera con tres hijos, para ella todos los años puede ser un gasto excesivo, cuando sabemos que muchas familias apenas llegan con el cheque a fin de mes, también tienen que hacer de tripas y corazones para pagar alquiler, comida, calecfación, ropa, transportación y entretenimientos. Los niños deben vestir como mejor se sientan y ser aceptados como tal.

Tengamos presente que la administración escolar no tiene que decirle a los padres y madres cómo deben vestirse sus hijos. Además los niños no son una casta diferente, cada uno tiene su individualidad física, intelectual y psicologica por la cual deben ser aceptados como tal. También la vestimenta es una forma de expresar la diversidad. Diversidad que se puede coacionar hacia los niños o niñas de otra orientación sexual.

Los uniformes llevan implicito un mensaje elitista, en otras palabras, que les dice que son diferentes al resto de otros niños, que pertenecen a un colectivo especial. Como señala la profesora de Didáctica de la Universidad de Málaga, Carmen Rodríguez, para el periódico “El Mundo” 20/3/17 de España: “El uniforme es un símbolo de la uniformidad que la escuela ha tenido desde capitalismo industrial”. Historicamente, según Marie Myers en la revista “America” 23/7/18 los uniformes llegaron a nosotros desde Europa cuyo propósito era que los estudiantes demostraran docilidad, obediencia y respeto hacia la autoridad.

¿Es erroneo ser dócil, obediente y respetar la autoridad?. No en principio. El problema es que estemos formamos niños y niñas sin pensamiento crítico y adaptados sociales, que no estemos formamos agentes de cambios sociales. Que estemos formando gente sumisa y con una ciega obediencia hacia la autoridad. No estamos diciendo que no obedescan las leyes, lo que estamos diciendo es que la educación no es enseñar a ser dóciles y obedientes, educar es mucho más.

Por otro lado hay quienes defienden el uso de uniformes. Dicen que los padres y madres no tienen que comprar tanta ropa escolar por casi todo el año. También lavar menos ropa. Los niños pequeños en sus juegos se les rompe y ensucian sus ropas, con o sin uniforme. Lavar menos ropa, es cuestionable, especialmente donde hay una familia extendida donde tienen que lavar ropa muy frecuentemente.

Otros defediendo el uso de uniformes argumentan que el uso de uniformes ayuda en la seguridad ante una emergencia. Supongamos que un niño o niña con necesidades especiales, salga fuera de los terrenos de la escuela sin ser visto. Usualmente la administración escolar tiene fotos y toda la información necesaria para idenficar el niño o la niña. La efectividad de encontrar el niño dependerá más de cuanto preparada este la administración escolar y las agencias de seguridad, más que el uniforme en si mismo.

Los siguientes, declaran que se ven más bonitos con uniformes. El que se vea bonito o no es relativo, lo que para los padres es bonito no necesariamente lo es para los hijos o lo opuesto puede ser correcto. Hay quienes sostienen que se ven mas profesionales. Se dice que la escuela es un taller para la vida, consideremos que en la la vida hay millones de profesionales que visten casual o con uniformes. Y hay quien dice que los uniformes son una forma de democratizar los estudiantes, la palabra “uniforme” viene de “Uno” “Unico” y “Forme” que tiene una única forma, esto es lo contrario a diversidad que se espera de una sociedad democrática.

Algunas autoridades escolares se preocupan mucho por los uniformes, cuando la máxima preocupación debe ser la calidad de enseñanza académica que reciben los niños y niñas. Estamos de acuerdo que los uniformes escolares deben ser opcionales, no debe ser una imposición de las escuelas o comites escolares. Los padres o madres deben decidir cómo vestir sus hijos e hijas. Los uniformes no deben ser obligatorios.