HOME | ACERCA | NACIONAL | LOCAL | MUNDIAL | DOCUMENTOS | CONTACTOS | ANTERIORES

MUNDIAL

Las mentiras del capitalismo

Roberto Torres Collazo
Editor del colectivo de Cambio Social, EE.UU.
26 de Noviembre de 2017

Son muchas las mentiras que el capitalismo nos repite diariamente para justificrase como el supuesto mejor sistema económico del mundo. Este sistema, que predomina hoy en el planeta, es en verdad un sistema salvaje, destructivo, canalla y engañoso. Su armas de destrucción masiva son la “educación” y los poderosos medios de comunicación corporativo. Por esto es necesario desenmascarar sus mentiras:

* Bajo el capitalismo todo el mundo puede hacerse rico.
Falso. Las excepciones no hacen la regla, Es decir, el que dos o tres se hagan ricos no muestra que la mayoría lo será. El capitalismo es un sistema que tiene como motor hacer ganancias donde los super ricos y millonarios son los dueños de los medios de producción, todos los bienes y servicios para unos pocos que estan en la cúspide social. Un informe este año de la prestigiosa organización británica Oxfam indica que sólo ocho multimillonarios más ricos del mundo controla la riqueza del 50% mas pobre de la Tierra. También el 80% de la humanidad es pobre mientras de acuerdo a la Organización de las Naciones Unidas diariamente mueren de hambre 40,000 niños.

* El capitalismo es un sistema de igualdad para todos.
Multiples estudios en EE.UU han derrumbado ese mito. Por ejemplo un estudio del Common Fund citado por el periodista Ibrahim Pérez para el “El Nuevo Día” muestra que EE.UU es el país más desigual entre 11 naciones ricas. Esto significa que la calidad en servicios de educación, salud física, salud mental y vivienda para gran parte de la población es de baja calidad y sus ingresos son de menos de $24,000 annual para una familia de cuatro. La situación es peor para latinos y afroestadounidenses.

*Si trabajas, estudias y te sacrificas obtendras todo lo que necesitas.
Puro engaño. Porque frecuentemente lo que ocurre es que para tener un trabajo dependes de un político que te de un espaldarazo, los pagos de matrículas universitario son caro y si tienes “ayuda” del gobierno pasas gran parte de tu vida pagando un préstamo o te aumentan los interses. Se dice que te tienes que sacrificarte, si, sacrificar en el altar del capitalismo para morir endeudado, endeudar a tu familia, explotar u oprimir a los otros.

* El capitalismo es mejor que el socialismo.
Lo opuesto es la verdad. Los graves errores que ha cometido el socialismo son reformable mientras el capitalismo es por su propia naturaleza irreformable. Cuba es una muestra de lo que puede hacer el socialismo pese a un embargo, guerra diplomática, actos terroristas y ataques de medios de comunicación corporativos por más de 50 años. En dos necesidades tan vitales como salud y educación sus servicios están entre los mejores de Latinoamérica y el Caribe. Tambien los paises nórdicos con fuertes políticas sociales y las naciones de tendencia socialista han dismuido la pobreza y las desigualdades sociales. Hay varias escuelas de socialismo, pero lo que tienen en comun es la garantía de satifacer las necesidades básicas de las mayorías y el Estado es el mayor responsable de liberar la sociedad de los grandes propietarios, la banca y los monopolios, de acuerdo al economista Michel Hudson.

* No hay lucha de clases.
Si extendemos el concepto de lucha de clases, nos damos cuenta que no vale lo mismo un negro y un blanco, un pobre y un rico, una mujer y un hombre. La clase dominante capitalista (los super ricos, millonarios, los gobernantes, los militares y machos) es la que tiene el podrer político y económico en el mundo. Este ejercicio de poder despótico y autoritario, muchas veces violento, que a su vez crea respuestas violentas, protestas, insurrecciones y movimientos anti-capitalistas. No pocos multimillonarios se preguntan hasta cuándo las mayorías aguantarán estas situaciones y nos preguntamos también hasta cuándo la gente soportará estas mentiras.

* Menos Estado y más para empresa privada. Joseph E. Stiglitz, antiguo ex-vice presidente del Banco Mundial y Premio Nobel de Economia declara en su libro “El Precio de la Desigualdad” (2012) que el privatizar no siempre es beneficioso, la experiencia enseña que han habido fracasos tanto en los gobiernos como en la empresa privada. El intelectual James Petras muestra que el objectivo de privatización es poner dinero en mano de unos pocos a expensas de la mayoría. En muchos casos cuando el patrimonio público ha pasado parcial o totalmente a manos de la empresa privada se han recortado los benefecios marginales, destruido Uniones o sindicatos y salarios.

Hay muchas más mentiras, pero debido a la naturaleza este escrito no podemos ampliar. Se hace imperativo denunciar las enormes mentiras del diablo del capitalismo. Organizarnos y educarnos más para cambiarlo por un sistema que realmente busque el bienestar de la mayoría de la gente y no de unos pocos dueños del capital internacional.