HOME | ACERCA | NACIONAL | LOCAL | MUNDIAL | DOCUMENTOS | CONTACTOS | ANTERIORES

MUNDIAL

Evo Morales llama a la calma y saluda adopción de nueva constitución boliviana

PALABRAS DEL PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA, EVO MORALES AYMA, EN SU MENSAJE A LA NACION

(La Paz, 25 de noviembre de 2007)

Al pueblo de Bolivia.

En las últimas horas hemos visto con profunda preocupación que algunos grupos delincuenciales de la ciudad de Sucre llaman a confrontaciones entre los bolivianos, frente a que el pueblo boliviano avanza con una nueva Constitución Política del Estado boliviano, en democracia y de esta manera garantizar cambios profundos buscando la igualdad de los bolivianos y de las bolivianas.

Quiero agradecer, felicitar a esos movimientos sociales que históricamente lucharon por la igualdad y por la justicia, y ahora garantizan una nueva Constitución Política del Estado boliviano que, con seguridad, será refrendada y aprobada mediante un referéndum del pueblo boliviano, que es lo más democrático.

Pero también quiero decirle al pueblo boliviano que en esta sesión de la Asamblea Constituyente participan nueve departamentos, constituyentes de los distintos sectores, participan 10 agrupaciones políticas, algunos con el 100 por ciento de sus constituyentes, algunos con pocos, pero la participación de 10 agrupaciones políticas demuestran que hay conciencia de los asambleístas para garantizar estas transformaciones profundas en el país.

Cuáles son los temas sobresalientes de esta nueva Constitución, primero, el permanente debate sobre el tema autonomía, mediante esta nueva Constitución Política del Estado boliviano se garantiza autonomías departamentales y autonomías indígenas, ese es el pedido clamoroso de muchos sectores se constitucionaliza mediante esta nueva Constitución Política del Estado boliviano.

Segundo, la recuperación, la nacionalización de los hidrocarburos se constitucionaliza, que los recursos naturales pasan a dominio del Estado boliviano, pero no solamente se garantiza o se nacionaliza sino que hay candados para que nunca más los hidrocarburos sean privatizados como antes.

Pero también es importante mencionar nuevas iniciativas que se incorporan a esta Constitución Política del Estado boliviano, por ejemplo, que todos los servicios básicos como el agua, la energía, la luz, comunicación, son declarados como un derecho humano, por tanto debe ser de servicio público y no de negocio privado.

Otro tema importante es la lucha contra la corrupción. Yo, en algún momento decía al pueblo boliviano, que el primer enemigo de los bolivianos es la corrupción y no es posible que no haya investigación a la corrupción, no se puede entender cómo no hay normas que permitan investigar las fortunas sospechosas, fortunas mal habidas, una investigación con retroactividad, la lucha contra la corrupción con retroactividad.

Estos son temas importantes. Además de eso, en enero de este año nosotros planteamos, por ejemplo, referéndum revocatorio, como el pueblo boliviano democráticamente nombra alcalde, prefecto, presidente, también el pueblo boliviano tenga derecho a revocar el mandato del prefecto y del presidente, porque esa es la democracia, que el pueblo no solamente tenga derecho a elegir cada cinco años autoridades sino también tenga derecho a revocar el mandato.

Estos son algunos importantes en la transformación democrática mediante una nueva Constitución Política del Estado boliviano; con seguridad algunos grupos oligárquicos, conservadores, neoliberales no quieren que se cambie la nueva Constitución, no quieren una nueva Constitución, y para eso desde el inicio intentaron cómo cerrar o hacer fracasar la Asamblea Constituyente.

Recuerdan ustedes, amigos periodistas, que recuerde el pueblo boliviano, hablaron de autonomía, con la autonomía trataron de movilizar al pueblo boliviano y cuando dijimos nosotros vamos a garantizar la autonomía ya no tenía argumentos para seguir movilizando gente con mentiras, con el término de autonomía.

Y cuando se ha resuelto, y cuando la reivindicación de la autonomía no era un motivo para movilizar al pueblo, piden dos tercios, y dijimos nosotros no solamente buscamos dos tercios sino buscamos que el pueblo con su voto, mediante un referéndum, decida el destino del país, sino hay dos tercios sobre algunos artículos, ahora está garantizado el referéndum.

Y qué viene después? Viene el tema de la propiedad privada. El año pasado circuló un proyecto de Constitución Política del Estado boliviano atribuido a Evo Morales y en una parte dice: este gobierno o el gobierno de Evo Morales con la nueva Constitución va acabar con la propiedad privada.

Quiero decirles que en esta nueva Constitución Política del Estado boliviano se plantea una economía plural, no solamente una economía mixta, donde se garantice la propiedad privada, la propiedad estatal pero también la propiedad comunal donde están reconocidas las cooperativas, las asociaciones, las empresas comunales.

Somos tan diversos, pues esa diversidad tiene que ser respetada en lo social, en lo racial, en lo económico, se respeta la diversidad y estamos apostando buscando la unidad, respetando esta diversidad que tienen nuestros pueblos.

Tampoco ha sido argumento válido para movilizar al pueblo, para cerrar la Asamblea Constituyente con el tema de la propiedad privada después viene la capitalidad, otro pretexto.

Siento que algunos de nuestros hermanas y hermanos de Sucre en Chuquisaca han sido totalmente manipulados por grupos que no quieren estos profundos cambios mediante una nueva Constitución Política del Estado boliviano.

No entiendo, cómo algunos pueden llevar a una confrontación entre bolivianos, quiero que sepan que en junio de este año he invitado a las autoridades importantes de Chuquisaca, de Sucre, el llamado bien al Comité Interinstitucional o tal vez mal, el pueblo juzgará finalmente, y les pedí que este tema puede llevar a la confrontación del país, y les pedí sobre todo a revisar, a reconsiderar este tema, me dijeron que iban a consultar en su asamblea y no he recibido ninguna respuesta hasta este momento.

Pero si vemos la resolución de la Asamblea Constituyente, busca una unidad nacional con equilibrio en las regiones, varias veces recibimos en reuniones, algunos decían reuniones reservadas, algunos miembros o dirigentes de Sucre salían a una huelga de hambre y reunirse con nuestros representantes, acordaron, por lo menos tres meses acordaron con los dirigentes de Chuquisaca, mediante ministros y otros delegados, y viene una autoridad de Santa Cruz y esos acuerdos ya no sirven para nada.

Un Dabdoub, un Marincovik, no puedo entender que algunos dirigentes lleven a Sucre como una colonia de Santa Cruz, que algunos dirigentes sean como pongos de otros dirigentes de Santa Cruz, porque esos temas de acuerdo a tantas conversaciones estaban ya resueltas, acordadas por los dirigentes.

Pero lo peor es que el tema de capitalidad, sin duda una reivindicación de dos departamentos, y lo respetamos, pero ahora lo vuelven un tema netamente político.

Yo quiero pedir al pueblo de Sucre identificar cómo durante todo este tiempo han sido manipulados los hermanos y hermanas de Sucre, pero gracias a esa fuerza social y al movimiento campesino de Chuquisaca, del movimiento campesino de toda Bolivia se garantiza este equilibrio entre los dos departamentos mediante acuerdos y que está en la Constitución Política del Estado boliviano.

Reconocer el trabajo de la Policía Nacional y de las Fuerzas Armadas cumpliendo una misión constitucional, buscando cómo garantizar la propiedad pública, la propiedad privada y, sobre todo, garantizando la seguridad de nuestros constituyentes.

Con seguridad instituciones de Estado tienen toda la tarea y todos tenemos la tarea de cómo defender la democracia, somos los más democráticos, tantas reuniones y consultas con los distintos sectores, pero algunos grupos solo estaban esperando que llegue el 14 de diciembre para que no haya una nueva Constitución.

Yo saludo a muchas delegaciones de manera pacífica se trasladaron a Sucre, he escuchado por los medios de comunicación, los dirigentes de la ciudad de El Alto, como siempre, dijeron vamos a ir a Sucre y retornar con una nueva Constitución, no han ido a enfrentar a nadie allá, y esa lucha histórica del pueblo mediante una nueva Constitución Política del Estado boliviano, cómo contar con un Estado social de derecho, igualdad, justicia entre los bolivianos.

Yo siento permanentemente desde el Palacio, con la poca experiencia que tenemos como nuevos gobernantes, trabajando por la gente que necesita, los pobres, los sectores abandonados pareciera ser que eso es un pecado, un delito trabajar por los pobres, no significa que no trabajamos por la gente pudiente, es nuestra obligación trabajar por todos, pero sobre todo por la gente que más necesita de sus autoridades municipales, departamentales y nacionales.

Quiero indicar que lamentablemente ha habido grupos que incentivaron la destrucción de Sucre, que el pueblo tarde o temprano juzgará, que el pueblo tarde o temprano dirá quiénes son los que llevaron a esta situación a la ciudad de Sucre.

Quiero pedir a los hermanas y hermanos de Sucre tranquilidad, paz, que lamentamos mucho los hechos de sangre, jamás el gobierno, el presidente han instruido a nuestras Fuerzas Armadas, a la Policía Nacional usar armas de fuego para acabar con vidas, no somos de la cultura de la muerte, somos de la cultura de la vida.

Sobre este hecho queremos una investigación independiente, urgente, imparcial, los responsables tienen que ser juzgados, el Ministerio Público tiene que dar con los autores, y toda nuestra cooperación a la investigación sobre estos hechos que son lamentables.

Repito, no compartimos, lamentamos, pero también repudiamos, y también identifiquemos de dónde viene eso, si realmente apostaríamos por transformaciones pacíficas democráticas, todas las autoridades sindicales, cívicas, alcaldes, prefectos, desde el gobierno nacional apostaríamos a cambios profundos pero en democracia.

Y quiero pedir sobre todo a esas autoridades legalmente electas como también legítimamente elegidas aportar a buscar paz social, paz con justicia social con esta nueva Constitución Política del Estado boliviano

El diálogo siempre estará abierto para todos los sectores, para todas las regiones, cómo lo hicimos hasta este momento, ustedes saben, ustedes amigos periodistas, sabe el pueblo boliviano.

Ser de la cultura del diálogo es buscar mediante el diálogo acuerdos, como dicen algunos de nuestros expertos juristas, un pacto social buscando igualdad entre los bolivianos.

Todavía no puedo entender cómo algunas reivindicaciones se manejen desde un punto de vista partidario.

Estoy seguro que esos grupos que manejan desde un punto de vista partidario no hacen daño a una persona, a dos personas o a un grupo de personas, hacen daño al pueblo boliviano.

Cuando Bolivia empieza a cambiar en lo económico, en lo social, en lo político siento que esos grupos que no quieren este cambio y lo único que quieren es cómo más bien retornar a unos modelos que hicieron tanto daño como el modelo neoliberal, privatización de nuestras empresas, privatización de nuestros recursos naturales, la corrupción.

Que el pueblo recuerde, los organismos internacionales antes decían que Bolivia era el segundo país de corrupto del mundo, subcampeón mundial en corrupción.

Ahora cuando este tema cambia tratan de confundir a la población con argumentos, por ejemplo decía durante los días pasados, que del Chapare estaban llegando en aviones los cocaleros, qué falso.

No podía entender que a medio día del día de ayer algunos representantes políticos decían, va haber muertos, parecía ser que estaba planificado que hayan muertos, y cómo sabían porque han preparado para que haya esto.

A esos señores, si quieren aportar por Bolivia, y por este cambio tienen todo el derecho del diálogo abierto para cambiar Bolivia.

Estoy seguro además de eso, que algunos grupos no aceptan que un campesino, indígena sea presidente, ese es el tema de fondo, como permanentemente dijeron, hay que desgastar al indio para poder tumbar al indio.

No aceptan que con fuerzas sociales el gobierno nacional garantiza este proceso de cambio, no aceptan que los pobres también podemos gobernarnos y atender las demandas históricas, aunque no se puede resolver en cerca de dos años de presidente o de gobierno, pero como anda bien pues ahora con cualquier pretexto, a veces con autonomía, propiedad privada, dos tercios, capitalidad.

Entonces cómo agarrar estos instrumentos para tratar de enfrentar entre los bolivianos, quiero pedir al pueblo boliviano serenidad, tranquilidad y todos democráticamente apostemos por una justicia social, y esta nueva Constitución Política del Estado boliviano.

Garantizará estos cambios profundos pero en democracia, será ratificada, aprobada por el pueblo boliviano, el referéndum, que es lo más democrático, y quienes ahora tratan de defender la democracia sin saber de dónde vienen, entonces no se puede entender que algunos no tienen ninguna autoridad moral ni ética para hablar de sables, de fusibles cuando son pichones de la dictadura.

Siento que es una provocación, agresión que viene de alguna autoridad que nunca han podido cómo cambiar Bolivia estando en el Poder Ejecutivo.

Continuaremos trabajando junto a las fuerzas sociales, junto a ese pueblo que quiere cambios, y que el Estado esté cerca a ese pueblo que necesita de sus gobiernos y de sus autoridades, y aquí no nos asustamos porque van provocando.

En tantas reuniones con muchos presidentes, me decían los opositores buscan enfrentamientos, me dijeron en Europa, en Asia, los opositores buscan hasta muertos para convulsionar al país, ahora recién recuerdo esas sugerencias y recomendaciones que vienen de algunos mandatarios, no solamente de Latinoamérica, de Europa y de Asia.

Por eso nuevamente quiero pedir al pueblo boliviano serenidad de las autoridades que aporten a que haya una paz con justicia social.

Muchas gracias.

ABI///

____________________________________________________________

Copyright 1998-2007. Los servicios de la Agencia Boliviana de Información pueden ser utilizados sin costo, pero su reproducción, sea esta total o parcial, debe ser necesariamente atribuida a la ABI.