HOME | ACERCA | NACIONAL | LOCAL | MUNDIAL | DOCUMENTOS | CONTACTOS | ANTERIORES

MUNDIAL

Mi experiencia en Peñuelas, Puerto Rico: salud y ambiente

Por Roberto Torres Collazo
Editor asociado del colectivo Cambio Social, EE.UU.
3 de Septiembre de 2017

Desde EE.UU viajamos al pueblo de Peñuelas el 24 de Agosto, con los propósitos de conocer personalmente el Campamento Contra Las Cenizas, expresar nuestra solidaridad, ser testigos y documentar el grave problema de salud y ambiental.

Desde el 2015 el pueblo lleva resistiendo con protestas pacíficas diariamente contra la empresa Sistema de Energía Aplicada (AES por sus siglas en Inglés) que deposita millones de toneladas de cenizas producto del carbón. Esto está afectando la salud de niños, ancianos, mujeres embarazadas y el medio ambiente. No solamente de la población de Peñuelas, tambien de los pueblos de Guayama y Humacao al sur de Puerto Rico. El gobernador de Puerto Rico Ricardo Roselló aprovó la Ley 40-2017 pero ha sido insuficiente e inadecuada.

Escuchamos sus demandas, cómo la policía los hostiga e intimida a los manifestantes. La policía todas las noches cerca y dirige grandes luces hacia el Campamento. Los camioneros le tiran piedras, vandalizan sus carros, provocan y los manifestantes le informan a la policía pero estos no hacen nada. De lo cual fuimos testigos.

Nos comunicaron que han visitado las tribunales para deterner el depósito de cenizas tóxicas los escuchan pero no hacen nada, han acudido a los políticos tampoco hacen nada con las salvas excepciones del senador Juan Dalmau Ramirez y el representante Danis Márquez Lebrón. Escuchamos que en Guayama fueron a la corte, llevaron un pediatra para declarar sobre los efectos de la salud en los niños, estaban representantes de la AES. Han publicado cartas en la prensa demandando medidas gubernamentales y municipales y nadie escucha. Mientras hay mucha evidencia científica que demuestra los efectos tóxicos de las cenizas de carbón en la salud y el ambiente, ver “Cenizas de Carbón en Puerto Rico: un problema ambiental y de salud” por Elvin Estrada, 9,Sept.16 en cienciapr.

El ambiente que experimentamos es muy tenso. Cosa que se comprende porque todas las noches pasan por sus calles más de 40 inmensos camiones llenos de ceniza. Una anciana, que por razones de seguridad no mensionamos su nombre, nos dijo que cuando pasan los camiones por su calle dejan por el aire las cenizas y por esto padece de problemas respitratorios. Otro anciano, mensionó que todas las mañanas puede ver el cielo con un azul brilloso. El siguiente declaró, se le pega a la piel. Realmente es abuso. Abuso que no está divorciado del capitalismo y coloniaje como causa principal y en concecuencia el gobierno y la Ley PROMESA impuesta por Washington.

Como cristiano tengo decir una palabra. Los Evangelios muestran claramente que para Jesús de Nazaret la salud es muy importante. Lo demuestra las muchas curaciones y su compasión hacia los pobres. La AES no tiene ninguna compasión ni le interesa la salud de los pobres porque tiene por dios el amor a sus ganancias. Bien dice I Timoteo 6,10: “Debes saber que la raíz de todos los males es el amor al dinero”. También en cuanto al respeto al ambiente y la naturaleza declara el Salmo 24,1: “Del Señor es la tierra y lo que contiene, el mundo y todos los habitantes; pues él la edificó sobre los mares y la puso más arriba que las aguas”. Es pocas palabras: Dios es el Dios de la Vida (Vida con mayúsculas) y todo lo que vaya contra la Vida es un proyecto de muerte.

Como bien anotó para Democracy Now! la activista por la salud y el ambiente Yanina Moreno: “Tengo dos opciones: quedarme callada en mi casa, esperar la muerte o resistir a la muerte”. Si optamos por resistir a la muerte, tenemos que estar de lado de las víctimas del capitalismo y en contra de la avaricia.