HOME | ACERCA | NACIONAL | LOCAL | MUNDIAL | DOCUMENTOS | CONTACTOS | ANTERIORES

MUNDIAL

El cese al fuego en Siria

Por Roberto Torres Collazo
7 de Diciembre de 2016
Editor asociado del colectivo Cambio Social, EE.UU.

Para el momento que redactamos este escrito hay un cese al fuego en Siria. Y esperamos que este paso conduzca al diálogo político entre las partes. De acuerdo con el portal Voltaire, 30/12/16, 7 grupos armados para un total de 61,000 combatientes son los firmantes. Quedaron fuera Daesh (ISIS), Fateh Al-Sahm y Al-Qaeda. Los garantes de este acuerdo son Rusia e Irán. Aunque no creemos en la violencia tenemos que aceptar que pese a todos los pronósticos de la prensa occidental que culpaban de todas las matanzas a Rusia, Irán y el gobierno sirio fueron estos los que liberaron la ciudad de Alepo de mano de los terroristas.

Esta es la segunda vez que se hace una tregua y hay actores internacionales que no les interesa la paz debido a los grandes intereses que tienen en el Medio Oriente. Algunos de los grupos firmantes antes mencionados ya han congelado sus conversaciones, lo que parece indicar que es una forma de reagruparse para seguir sus ataques. Y no es casualidad que la coalición de EE.UU. está apoyando estos grupos armados para derrotar el régimen sirio de Bashar Al-Assad.

Para los autores Robin Yassin-Kassad y Leila Al-Shami en su libro “Burning Country” (2016) [País en Llamas] Al-Assad es un dictador que desde que tomó la presidencia ha sido un represor, torturador y controlador de sus pueblo, sin embargo llama la atención de esos autores no mencionan de dónde vienen las armas de la oposición “moderada” y no hablan de la elecciones del 2014 donde triunfó Al-Assad. Aunque sabemos que no es un angelito, aún si fuera un dictador nos preguntamos, ¿Justifica esto querer derrocar por medio del terrorismo a un presidente? ¿Acaso no hay muchos dictadores en el mundo y nadie los toca?.

Hay muchos otros dictadores dentro y fuera del Medio Oriente. Un ejemplo de esto es el gobierno de Arabia Saudita. El 29 de Junio de 2016 las organizaciones Amnistía Internacional y Human Rights Watch emitieron una declaración conjunta donde hacen un llamado a la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas para que suspenda a Arabia Saudita de su pertenencia al máximo organismo mundial de los derechos humanos. Es decir, por sus constantes violaciones a los derechos humanos.

En particular la violación de los derechos humanos de las mujeres. Un informe de HispanTV en su programa “Detrás de la Razón” 10/1/16 presenta el caso, entre otros, de una mujer de 29 años que fue violada por 7 hombres. Ella acude a la justicia, la sentencian a 200 latigazos y ensima de todo; a 6 meses de cárcel por ser culpable de ser violada. En Arabia Saudita está prohibido que una mujer estudie ingenería y derecho. No se les permite a las mujeres casadas que trabajen o viajen sin la compañía de un tutor masculino. No pueden conducir autos, no pueden votar y apenas hace poco se les permitió votar para las elecciones municipales. Arabia Saudita es un infierno para las mujeres. También ha lanzado bombas de racimo contra la población yemení, bombas prohibidas por el derecho internacional. Ninguna nación de las grandes potencias se le ocurre atacar a Arabia Saudita.

¿Por qué no se ataca a Arabia Saudita?. Recordemos que Arabia Saudita es el principal exportador de petroleo en el mundo, es el aliado número 1 de EE.UU y además le interesa sacar a Al-Assad del poder para tener una ruta comercial de fácil asceso atraves de Siria para el Mediterraneo y así acortar la salida de su petroleo a Europa y EE.UU. Por eso le interesa seguir apoyando a los grupos terroristas en Siria con el objectivo de derrocar a Al-Assad. No sólo Arabia Saudita tiene grandes intereses en Siria, también otras naciones regionales e internacionales que no les interesa la paz, ver “The Battle For Syria” (2016) [La Batalla Por Siria] de Cristopher Phillips, donde analiza las revalidades en el Medio Oriente.

Para que haya paz EE.UU., Arabia Saudita, Qatar, Reino Unido y Francia tendrán que dejar de proveer logística, dinero, asesoramiento, servicios de inteligencia y armas a los grupos armados y terroristas en Siria e impulsar sinceramente diálogos que busquen la paz, buscar ayuda en los movimientos pacifistas regionales e internacionales, intervenir los canales cebernéticos de propaganda terrorista y buscar los mejores intereses del pueblo sirio que bastante que ha sufrido.