HOME | ACERCA | NACIONAL | LOCAL | MUNDIAL | DOCUMENTOS | CONTACTOS | ANTERIORES

NACIONAL

EEUU: Estado policial

Roberto Torres Collazo
Editor de Cambio Social
16 de Julio de 2016
EEUU

Un Estado policial es un gobierno que en conjunto con las fuerzas armadas mantienen una fuerza policial de gran despliegue e inversión en vigilancia secreta. Donde los ciudadanos y en especial los grupos disidentes son controlados, intimidados y dominados. Todo basado en la supuesta seguridad nacional.

EEUU parece en camino a convertirse en un Estado policial. Muestra de ello es que despues del trágico 11 de Sept. se impuso la Ley Patriótica que permite, entre otras cosas, cualquier invasión a su privacidad especialmente por medio de electrónicos, sin previo aviso, vigilan nuestros celulares, correspondencia, emails, computadora y expedientes médicos. También la vigilancia a millones de estadounidenses por parte de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA, por sus siglas en inglés) que destaparon William Binney y Edward Snowden, ex-agentes del NSA. “No tengo nada que ocultar” dirá más de uno.

El que fuera subsecretario del Tesoro de los EEUU y ex-editor asociado del Wall Street Journal Paul Craig Roberts indica que el estado policial estadounidense puede llegar a su casa, basandose en un informante anónimo y sin pruebas, acusarle a usted de que abusa de sus hijos, le pueden arrebatar inmediatamente sus hijos. Las autoridades no tienen que decirle el nombre del informante. Puede ser un compañero de trabajo que esté molesto con usted, una ex-novia, el informante está protegido, usted no. Usted aunque no esté haciendo nada malo, está siempre en peligro.

No solo los individuos estan en peligro. También los movimientos y comunidades que protestan pacificamente son las principales víctimas de la brutalidad, la opresión y la intolerancia policiaca estatal. Por ejemplo el movimiento nacional Ocupar Wall Street en el 2011 fué reprimido con aerosol de pimienta, balas de goma, gases lacrimógenos y otros instrumentos fueron usados contra manifestatantes desde Oakland, California hasta Nueva York. También son criminalizadas ideologicamente las organizaciones y comunidades pertenecientes a sectores minoritarios.

La policía está siendo militarizada. John W. Whitehead, presidente del Instituto Rutherford, organización nacional sin fines de lucro en defensa de los derechos civiles en su libro: “A Government Of Wolves” (2013) [Un Gobierno de Lobos] señala que el siglo 21 ha sido utilizado para militarizar las fuerzas policiacas del Estado y locales, incluso en ciudades pequeñas: “Departamentos de policías estan armandose hasta los dientes con armamentos y equipo militar usado en los campos de guerra mediante la utilización de helicópteros militares, rifles de asalto, granadas, sensores de calor que pueden “ver” atraves de las paredes de las casas y autos, aviones teledirigidos, autos blindados y ametralladoras. Su ideología, adiestramientos y ejercicios son de corte militar”.

En nombre de la guerra contra el terrorismo, los oficiales gubernamentales les está permitido espiar instituciones religiosas particularmente musulmanas y políticas sin ser sospechosas de actividades criminales. El 1ro de Julio el presidente Obama firmó una nueva orden ejecutiva permitiendo el uso de la fuerza militar contra las protestas de sus conciudadanos según “Your News Wire”, Julio 12, 2016.

Todo lo anterior es muy peligroso porque puede llevar a un totalitarismo donde Hannah Arendt en su clásica obra: “Los Origenes del Totalitarismo” (1951) describe el totalitarismo como un sistema político que se sustenta en el miedo, la manipulación de la legalidad, la indoctrinación, la glorificación de las autoridades y anulación progresiva de los derechos y libertades.

No se trata de una conspiración, pero los hechos nos sugieren que la privacidad se está convirtiendo en un mito, la integridad está amenazada, el derecho a la libre expresión está en peligro, menos libertades, se nos deshumaniza, todo en nombre de la presunta amenaza terrorista y la criminalidad. Es imperativo que la gente use su pensamiento crítico. El abogado Whitehead nos recomienda que conozcamos nuestros derechos plasmados en la Constitución, participemos o apoyemos organizaciones de los derechos humanos y civiles, es muy importante educarnos más, es esencial difundir en los medios de comunicación social y en las redes sociales eventos públicos que orienten, ofrescan recursos y denuncien el estado policial.