HOME | ACERCA | NACIONAL | LOCAL | MUNDIAL | DOCUMENTOS | CONTACTOS | ANTERIORES

NACIONAL

EEUU: ¿Cómo nos podría afectar la guerra en Yemen?

Roberto Torres Collazo
EEUU

Editor del colectivo Latinos Por el Cambio Social.

El 26 de marzo comenzó otra nueva guerra en Yemen. Arabia Saudita lidera una coalición de ocho países, Kuwait, Bahréin, Emiratos Arabes, Sudán, Marruecos, Jordania, Egipto y Pakistan, estan bombardeando a los rebeldes huties yemeníes. La Organización Mundial de la Salud ha informado que hasta el martes 21 de Abril han muerto 944 y hay 3.480 heridos y más de 100,000 desplazados, la mayoría civiles. La operación militar se inició tras el avance de los huties en gran parte del país, que obligó al ex-presidente dictador yemení Abd Rabbuh Mansur Al Hadi a huir de la ciudad de Aden tomada por los rebeldes. Guerra debido esencialmente a conflictos económicos y políticos; no es un conflicto religioso.

Los medios de comunicación comercial informan que es un conflicto religioso entre sunitas y chiitas. Esta es una coartada que se usa para justificar las intervenciones y ocupaciones militares de las potencias europeas y estadounidense en el Medio Oriente. Esta clásica estrategia fué usada también por los británicos cuando Yemen era su colonia, para enfrentar entre sí y dividir los sectores religiosos y étnicos. Hoy tambien sirve para difundir la islamofobia. Los medios de desinformación masiva no suelen dicir cómo esta guerra en Yemen nos podría afectar.

Esta guerra nos puede afectar directa o indirectamente, aunque nos pueda parecer un conflicto muy lejano. Si una de las fuerzas en conflicto deciden cerrar el estrecho maritimo de Mandeb podría afectar en gran medida los precios del petroleo y los vínculos comerciales de Europa con China y la India. Es decir los precios de los productos de primera necesidad se dispararían en varias naciones, incluyendo EEUU. No sólamente nos afectaría comercialmente y en términos del aumento de la gasolina, también en el plano militar y político.

EEUU está con logística, armas, servicios de inteligencia y buques de guerra apoyando la dictadura de Riad (Capital de Arabia Saudita) y el régimen de Teherán (Capital de Irán) está respaldando mediante su patrullaje maritimo y armas a los hutíes. El escenario bélico es crítico porque de prolongarse la guerra requerirá más presencia militar de tropas estadounidenses en el Medio Oriente. Miles de jóvenes soldados estadounidenses (la mayoría pobres) expondrían sus vidas con todo lo que esto implica de más tensiones y angustias para sus madres, padres, hermanas e hijos.

Las posibilidades de ataques terroristas en suelo estadounidense o fuera se incrimentarían. Se reforzaría el miedo entre los estadounidenses, menos libertad y más glorificación de la seguridad. Otra consecuencia sería que los residentes en EEUU tendríamos que seguir siendo cómplices, involuntarios pagando de nuestros impuestos contributivos miles de millones de dólares para sostener matar más gente; mientras millones no tienen empleo, se necesitan más escuelas, viviendas costeables y mejores sevicios de salud.

Además esta guerra en Yemen y otras guerras en otras partes matan no sólo mujeres, niños, ancianos y enfermos, nos matan también a nosotros. Los ataques a los pozos petroleros como fué en Irak, los millones de humo contaminante que vuelan a cientos de miles de kilómetros, las altísimas temperaturas que generan las bombas, contaminan el ambiente, dañan los suelos, las aguas superficiales y subterraneas, destruyen la fauna, la flora, la capa de ozono y los recursos naturales. Todo esto se traduciría en más enfermedades respiratorias y diversos tipos de cáncer.

En resumen, los efectos de la guerra en Yemen se podrían intensificar más en muchos paises. En un mayor número de muerte de civiles, en el incremento de los precios de los productos de primera necesidad y del petroleo, aumentaría las posibilidades de un ataque en suelo estadounidense u otro país aliado, más riesgos para la salud mental y física de las familias de yemeníes y estadounidenses, afectaría el comercio, más riesgos para la vida de los soldados y más daños al medio ambiente, recursos naturales y a la tierra.