HOME | ACERCA | NACIONAL | LOCAL | MUNDIAL | DOCUMENTOS | CONTACTOS | ANTERIORES

NACIONAL

EEUU: En las cárceles torturan

Roberto Torres Collazo
Editor del colectivo de Latinas Y Latinos Por El Cambio Social, EEUU.
14 de Julio de 2013


En días recientes 30,000 reclusos de California, decidieron iniciar una huelga de hambre, la que podría ser la mayor huelga de hambre en la historía de esa región. Se han sumado 20 de las 33 prisiones californianas. Protestan debido a las pésimas condiciones, normas carcelarias y por la tortura a que son sometidos cuando son metidos en el “Hellhole” o el hueco del infierno.

En el 2011 se realizó otra huelga y las autoridades se compromeieron en el 2012 a reformar los criterios utilizados para asignar a los confinados a los módulos y se estableció un programa gradual de reincorporación para permitir a los presos ganarse la salida del aislamiento. Sin embargo, continúan las prácticas del régimen de aislamiento físico y social al menos durante los dos primeros años de encierro. Los encierros al “hoyo”, como le también se le conoce son muy frecuentes en las cárceles de EEUU.

En esos 'huecos” hay decenas de miles personas que son torturados en toda la nación. Un preso aislado envió en el 2008 una nota al “Socialist Worker” donde describe su experiencia y la de otros compañeros en los siguientes términos: “Somos privados de sonidos, el espacio es muy pequeño donde se hace muy difícil hacer ejercicios, se siente como si se estuvieras en una jaula. Puedes estar 23 horas recluido y una hora cuando te dejan salir. Se permite hacer una llamada telefónica de 5 minutos de cada seis meses. Tu correo y material de lectura es maliciosamente escrudiñada. Cuando te dejan salir te deshumanizan, revisandote tu genitales y te hacen examenes anales. Todo el tiempo estas controlado por los guardias quienes tienen gas pimienta, macanas largas y se refieren a nosotros despectivamente como “nigger”.

Michael James, pero que tambien puede llamarse Juan o Pedro, le relata al periodista Lance Tapley en “The United States and Torture” (2011) de Marjorie Cohn, ex-presidenta de la Asociación Nacional de Abogados de EEUU, que “los guardias penales cuando te sacan fuera de la “jaula”, ellos te ponen la cabeza en el piso, suben sus piernas sobre tu cuello para esposarte. Te gritan que no te muevas aún cuando no te estas moviendo. Cualquier gesto que los guardias entiendan que es provocativo es suficiente para hecharte gas pimienta en los ojos”.

Hay reclusos que han pasado o pasan horas, meses y aveces 5, 10 y hasta 40 años torturados psicologicamente como fue el caso de Albert Woodfox en la penitenciería de Louisiana. Esos encierros por largo periodo de tiempo tienen graves efectos psicológicos que estan bien documentados. Peter Schey, director ejecutivo del Centro por los Derechos Constitucionales ha criticado el uso del confinamiento solitario indicando porque: “Quiebra el espíritu y resulta en una extensa variedad de desordenes mentales y deterioran la salud física”. El profesor Craig Haney que enseña psicología en la Universidad de California y ha estudiado los efectos del aislamiento anota que: “Las prisiones causan dolor y no rehabilitan con esas prácticas punitivas”.

Atul Gawande en un artículo aparecido en el New Yorker en 2009 resumiendo los efectos del confinamiento solitario menciona una lista que incluye la depresión, letargo, catatonia, estados de desesperación, agresividad, conductas compulsivas entre otros. El danés investigador Peter Scharff Smith quien a conducido el estudio más completo sobre el asunto ha declarado: “Todos los seres humanos que han vivido el confinamiento solitario son torturados”

Las autoridades se limitan a declarar que la práctica del aislamiento es para protejer al confinado a que se pueda infligirse a si mismo daño, herir a otros presos o el personal de la administración. Alegan también que el castigo es para presos peligrosos. Es decir, que esta bien que se les torture cuando Estados Unidos es parte de la Convención en Contra de la Tortura. Que está bien torturar aunque se dañe la salud mental y física. La tortura es deshumanizante, dañida para salud, ilegal e inmoral.