HOME | ACERCA | NACIONAL | LOCAL | MUNDIAL | DOCUMENTOS | CONTACTOS | ANTERIORES

MUNDIAL

Los retos de Ollanta para cumplir con los trabajadores

Por Javier Soto
Redacción La Primera

21-Jun-2011.- La restitución de los derechos laborales conculcados por la dictadura neoliberal Fujimorista, junto a la aprobación, y consiguiente plena aplicación, de la Ley General del Trabajo, serán los principales retos de la administración de Ollanta Humala, afirmó en entrevista exclusiva con LA PRIMERA, el secretario general de la Confederación General de Trabajadores del Perú (CGTP), Mario Huamán.

-¿Cuáles son las expectativas de las organizaciones de trabajadores en relación al programa que desarrollará el nuevo gobierno de Gana Perú en el ámbito laboral?

-Las expectativas de todos los que hemos votado por el cambio están ahí, latentes. Los trabajadores esperan que se hagan realidad los compromisos asumidos, en materia laboral, por el presidente electo Ollanta Humala. Él nos señaló, este sábado, que va a cumplir sus compromisos. Si eso lo lleva a la práctica, con hechos concretos, va a tener un gobierno con mucha credibilidad.

-En ese contexto, ¿la restitución de los derechos laborales se constituirá en el principal factor de cumplimiento por la administración de Ollanta?

-La restitución de los derechos laborales anulados por la autocracia de Alberto Fujimori constituye uno de los principales compromisos que deberá cumplir el gobierno de Gana Perú. Y el principal de todos ellos, es el de la estabilidad laboral.

-Pero este último punto será materia de polémica con el sector empresarial, que se opondrá…

-Sobre la estabilidad laboral, le doy una cifra bien concreta: Cuando el señor Fujimori llegó al gobierno, en 1990, el 80% de los servidores gozaba de este derecho, conocido como contrato a plazo indeterminado, lo que significaba que el trabajador no podía ser despedido por cualquier motivo; mientras que el 20% restante estaba bajo el régimen de contrato temporal. Pero la situación se invirtió, exactamente, a la caída de Fujimori, en el 2000, con el 80% de servidores adscritos a contratos temporales; mientras que únicamente el 20% mantenía el régimen de contratos a plazo indefinido.

-Sin embargo, los detractores de la estabilidad laboral aducen que si ésta se vuelve a aplicar se afectará gravemente la “competitividad”…

-El gran reto de nuestro país es tener trabajo decente con derechos. Y ello implica el respeto a la jornada de ocho horas, la jubilación correspondiente, las prestaciones de salud y la estabilidad. Todos estos derechos son preconizados por la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

-En todo caso, ¿queda descartado que con la estabilidad se afecte la “competitividad laboral”?

-No afecta nada, absolutamente. Lo que pasa es que son los empresarios rentistas que buscan llenarse los bolsillos, los únicos que pretenden ampararse en esta falacia. En el Perú hay que generar empleo decente y con derechos, mientras que el tema de la competitividad tiene que abordarse por la capacitación y tecnificación del trabajador, no por la conculcación de sus derechos.

-En suma, ¿confía usted en que el gobierno de Ollanta reivindique a la clase trabajadora con la restitución de todos sus derechos?

-Así es. Y le ratifico la necesidad de que se restituyan los derechos laborales y que se generen empleos decentes. Y, en una segunda parte, hay que respetar los derechos universales y fundamentales, consignados en la Constitución y preconizados por la OIT, como son la libertad sindical, la negociación colectiva y el derecho de huelga, los cuales, no obstante, no se respetan, ni se han respetado en el régimen de Alan García. Asimismo, creemos que el aumento del salario mínimo debe ser el primer gesto político del presidente Ollanta, ya que los sueldos de los servidores peruanos son los más bajos de América Latina.

-¿Quiere decir entonces que el gobierno de Alan García podría ser tachado de anti laboral?

-Este gobierno de Alan García, cuando los trabajadores se están organizando en sindicatos o afiliándose a estos, ha despedido, durante su quinquenio que ya termina, a más de cinco mil trabajadores. Por lo que pedimos al nuevo gobierno respeto a los derechos de los trabajadores.

-¿Ustedes han expresado la necesidad que el nuevo Parlamento apruebe prontamente la Ley General de Trabajo?

-Efectivamente. Se ha debatido durante ocho largos años esta norma y se ha llegado a un consenso del 94% por ciento de esta importante Ley, en el Consejo Nacional del Trabajo. Queremos que este dispositivo se apruebe en su totalidad, con ese 6 por ciento restante, que incluyen las partes más controversiales, como son la negociación colectiva, la libertad sindical, la estabilidad laboral, entre otras. Su aprobación debe ser parte del desarrollo de plan de los cien días de gobierno de Gana Perú.

- Señor Huamán, ¿cómo toman los trabajadores el hecho de que el empresariado haya sido recibido por el presidente electo en medio de los reflectores mediáticos, mientras que la CGTP fue atendida casi en privado, y muy posteriormente?

-Para nosotros, ese tipo de gestos que usted señala son secundarios. Lo que realmente interesa a la clase laboral es que estos cambios sociales, prometidos por Ollanta, se materialicen. Los trabajadores estamos muy atentos a que los sectores sociales y populares, así como los partidos de izquierda y nacionalistas, logremos forjar una sola alternativa política. Porque no hay otra forma de hacer patria.

-En todo caso, detrás de estos gestos pueden estar las presiones de los grupos de económicos de poder…

-No hay duda que los grupos de poder económico y mediático son los que ejercen todo tipo de presiones sobre la nueva administración de Gana Perú, al punto de intentar dictarle la agenda al presidente Ollanta Humala. Lo cual es inaceptable.


Ultima actualización ( Martes 21 de Junio de 2011 02:27 )