HOME | ACERCA | NACIONAL | LOCAL | MUNDIAL | DOCUMENTOS | CONTACTOS | ANTERIORES

MUNDIAL

Dasastre en Puerto Rico

Roberto Torres Collazo

En la mañana del viérnes 23 de Octubre se desató un fuego de enormes proporciones, seguido de grandes explosiones y graves daños ecológicos, económicos y muy perjudiciales para la salud de miles de residentes puertorriqueños de gran parte del país que tuvo su origen en la refinería de la Gulf del pueblo de Cataño, ubicado en las cercanías de la Capital, San Juan.

En Saturce, en un expreso o avenida del tunel de Minillas apareció un graffiti que sugería la posibilidad de mano criminal en el desastre. Los principales medios de comunicación y el gobierno se han concentrado en este y han enfilado sus cañones hacia el movimiento sindical de Puerto Rico, sugiriendo como el posible causante de la tragedia. ¿Por qué el movimiento sindical?, tal vez como una manera de desacreditar y debilitar las masivas protestas de los 25,000 desempleados públicos que el gobierno está despidiendo del servicio público.

El pasado 6 y 7 de Octubre antes del paro nacional el 15 de Octubre en contra los despidos, el Secretario de Justicia, Antonio Sagardía, el jefe de la Oficina de Prensa del gobernador Marcos Rodriguez Ema y el Superintendente de la Policía José Figueroa Sancha habían declarado de “terroristas” a todos los que bloquearan los puertos para el flujo de productos al país. Mucho antes de que estos representantes del gobierno los tildaran de “terroristas” ya el líder del Frente Amplio de Camioneros, Víctor Rodriguez había dicho publicamente que no detendrían los puertos. Así lo hizo el Frente el 15 de Octubre día del paro nacional contra los despidos. Algunos analistas sostienen que se trata de culpar al movimiento sindical de Puerto Rico o distraer a la ciudadania de los verdaderos problemas que vive el país.

La coalición “Todo Puerto Rico Con Puerto Rico” que agrupa más de cien organizaciones sindicales, religiosas, sociales, estudiantiles y lidera las protestas contra los despidos negó toda responsabilidad en la tragedía en la refinería Gulf. Por su parte, hasta el momento en que redactamos estas lineas, los altos ejecutivos de la Gulf no han dicho nada sobre el desastre y ya tiene varias demandas pendientes.

Por otro lado, no es la primera vez de tragedias como estas en Puerto Rico. En que compañías atentan contra la vida ya que muchas de ellas estan ubicadas en áreas densamente pobladas, que en ocaciones sus residentes protestan y nadie los escucha. Compañías altamente contaminantes como la petroquímica CORCO en el pueblo de Guayanilla en la cual murieron muchas personas. La explosión de gas en Rio Piedras que dañó severamente el comercio y murieron varios trabajadores y otros transeuntes fueron gravemente heridos. En este caso la compañía San Juan Gas sabía de la fugas de gas y lo ignoró hasta que ocurrió el desastre. Otros desastres menos conocidos son el de las facilidades de la farmacéutica Upjohn, el vertedero de Barcloneta, el vertedero de Juncos, Scorpio Recycling, Papelera Puertorriqueña entre muchas otras. Para todas esas compañías lo realmente importante eran sus ganancias y en segundo lugar la vida de los residentes a sus alrededores.

Si huvo mano criminal en el desastre del 23 de Octubre, el responsable o los responsables, sean quien sea, deben ser procesados y llevados a los tribunales de justicia y juzgados con todo el peso de la ley. Supongamos que haya sido un trabajador por esto no se debe de antemano criminalizar el movimiento sindical en su conjunto. Aunque en esta ocación no huvo muertes que lamentar, pero su impacto en la salud y en el ambiente se dejará sentir muy pronto. Las grandes compañías de altos contaminantes debe ser removidas de áreas pobladas.