HOME | ACERCA | NACIONAL | LOCAL | MUNDIAL | DOCUMENTOS | CONTACTOS | ANTERIORES

MUNDIAL

La política del miedo en El Salvador

Roberto Torres Collazo

El próximo Domingo 15 de Marzo tendrán lugar las elecciones presidenciales en El Salvador, donde se medirán las fuerzas del Frente Farabundo Martí de Liberación Nacional (FMLN) representado en su candidato Mauricio Funes y la Alianza Republicana Nacionalista (ARENA) con su aspirante Rodrigo Avila. El segundo se está valiendose una vez más de la propaganda del miedo.

En el presente como en pasadas elecciones en El Salvador en que el FMLN se postula a los comisios, ARENA levanta siempre la bandera del miedo: ¡cuidado!, que si los líderes del FMLN son ex-guerrilleros, comunistas, que los salvadoreños perderán su TPS o permiso de trabajo en Estados Unidos, que se abolirá la propiedad privada, que Hugo Chávez mandará en El Salvador y un largo etcetera… todo sin pruebas confiables, válidas y sin fundamento.

Nada más lejos de la verdad de la política del miedo de que el comunismo se comerá El Salvador. Si se analiza cuidadosamente los discursos en recientes meses de Funes, se descubre que no aparecen los más mínimos vestigios de un mensaje comunista como en los años 80’ cuando la guerra civil. Hoy no se destaca el FMLN por su antiimperialismo, luchas de clases (postulado esencial del comunismo), la abolición de la propiedad privada, la toma de los medios de produción al estilo más clásico del marxismo ortodoxo.

La política del miedo se ha servido en bandeja de plata el argumento de que los líderes del FMLN eran ex-guerrilleros. Como si el ser ex-guerrillero los condenara de por vida. No podemos olvidar que Nelson Mandela ex-activista de resistencia armada contra el Apartheid, considerado hasta terrorista en sus tiempos y preso por 27 años fué despues presidente de Sur Africa y no fué su país una dictadura y Mandela hoy es muy respetado y admirado incluso por Washington. Los sandinistas, antiguos ex-guerrileros en Nicaragua hoy gobiernan en su nación y no hay una dictadura y estamos convencidos que no la habrá. Estados Unidos, incluso bajo el emperador Bush, no le ha retirado el TPS a los nicaragueses. Dicho sea de paso, según la Comisión Interamericana de Derechos humanos órgano principal de la Organización de los Estados Americanos (OEA) del 15 de Marzo de 1993 encontró que la mayoría de los asesinatos, masacres y desapariciones de civiles fueron a manos del ejército salvadoreño. El 24 de Marzo de 1980 fué asesinado por los temerosos escuadrones de la muerte amparados por el gobierno el Arzobispo Monseñor Oscar Romero y en Noviembre de 1989 seis padres religiosos jesuitas y sus dos trabajadoras fueron masacrados por el ejército entre una larga lista de asesinatos a muchos otros sacerdotes y religiosas.

Los representantes de la política del miedo parecen que se han quedado anclados en los viejos tiempos de la guerra fria, donde no existía mas que dos opciones: Estados Unidos, padre del capitalismo y Unión Soviética la madre del extinto comunismo. También no se dan cuenta que el problema actual es el capitalismo internacional que predomina en el planeta y que a nuestro juicio es el responsable en gran medida de que ¾ de la humanidad viva en la pobreza, que nos metido hoy en esta enorme crisis financiera mundial.

El miedo como arma ideológica que utiliza ARENA es un sentimiento muy poderoso, que pretende paralizar, neutralizar confundir a los salvadoreños. Es un miedo ideológico político infundado irracional apoyado y bendicido por el gobierno de Estados Unidos, del cual por el contrario otros pueblos por si mismo se han liberado, como lo fué en Bolivia, Nicaragua, Ecuador y Venezuela y hasta en países de centro izquierda como Brasil y Argentina que en sus tiempos se utilizó en elecciones presidenciales por medio de las grandes empresas de difusión hasta el cansancio la política del miedo, pero no triunfó.