HOME | ACERCA | NACIONAL | LOCAL | MUNDIAL | DOCUMENTOS | CONTACTOS | ANTERIORES

MUNDIAL

Día Mundial Contra la Pena de Muerte

Roberto Torres Collazo

El pasado 10 de Octubre se ha declarado mundialmente el Día Mundial contra la Pena de Muerte. En Estados Unidos la mayoría de los condenados, según Amnistía Internacional, son Afroamericanos y Latinos, todos pobres. Esta misma organización Internacional ha expresado repetitivamente su condena contra la pena capital en el mundo. En términos globales dos tercios de los países de los países han abolido la pena capital. En este cuatrenio unas 15 naciones han abolido la pena de muerte. Y son más cada año los países que renuncian a la pena capital. ¿Por qué? Porque la pena de muerte no reduce la criminalidad. Estudios e informes de varias otras organizaciones internacionales así lo demuestran.

La pena capital no necesariamente disuade a un potencial asesino. Tomemos por ejemplo un adicto a las drogas ilegales. En un momento de desesperación un individio para conseguir la droga, no va a pensar, con toda seguridad, que si lo matan o no lo matan en la pena capital. Simplemente bajo su desesperación va hacer lo que tiene que hacer sin calcular si lo asesinan o no bajo la pena capital. Asesina y punto, bajos los efectos de la droga no importa que sea un familiar, ser querido o hasta su propia madre. La pena capital no baja la criminalidad porque el adicto o cualquier otro delicuente hará lo que tiene que hacer, a riesgo incluso de su propia vida. No olvidemos que el crimen organizado, delicuentes y criminales saben muy bien que todos los días estan en riesgo de perder su propia vida. La pena de muerte no es la solución para disminuir la delicuencia.

A nivel planetario la pena capital se ha utilizado principalmente hacia los pobres y marginados. Los pobres que generalmente no tienen una pila o bateria de abogados, nos preguntamos ¿Cuántos millonarios o ricos han sido asesinados en el mundo por medio de la pena capital?. Nos estamos sugiriendo que haya que matar a millonarios para estar iguales. No. Lo que estamos afirmando es que no es justo que siempre los pobres son los que pagan siempre los platos rotos, como si los millonarios y ricos fueran arcangeles y santos y los demás demonios.

Se podrá objetar qué pasa si un asesino mata vilmente a una madre e hijas en su propia casa, alguien se puede preguntar: ¿No merece la pena capital?. Nos preguntamamos también ¿Por que no darle al asesino cárcel de por vida?. Ahhh pero sale caro para el gobierno y los contribuyentes, diran otros. También nos preguntamos ¿No se gastan millones de millones de dólares el gobierno de Estados Unidos en las guerras y en premiar a los banqueros por los errores que cometieron al aprovar el reciente paquete de 700 Mil millones?.

A parte del aspecto económico, a nuesto parecer aveces los familiares y amigos de las víctimas de repudiables crímenes hay vertigios de sentimientos de venganzas, que nada tienen que ver con hacer justicia. De todos modos, no sabemos en donde queda la linea entre venganza y justicia, pero a nuestro juicio muchos se inclinan por la primera, que no es positiva ni saludable para nadie.

En conclusión, la pena de muerte no reduce al criminalidad, es injusta porque es mayormente contra los pobres, muchas naciones la estan aboliendo porque no reduce la criminalidad según muchas investigaciones y alberga aveces en las familias de las víctimas en el fondo sentimientos de venganza, mas que de verdadera justicia.