HOME | ACERCA | NACIONAL | LOCAL | MUNDIAL | DOCUMENTOS | CONTACTOS | ANTERIORES

MUNDIAL

El imperio de las armas

El imperio de las armas

Roberto Torres Collazo
Siglo 21. 19-25 de Junio, 2008. Massachusetts, US



Los imperios a lo largo de la historia se han caracterizado por imponer sus creencias, valores, cultura, religión, sistemas políticos y económicos por medio de todo tipo de amenazas y sobretodo atraves de las armas contra otras naciones, pueblos o tribus. En la actualidad el imperio de Estados Unidos más que cualquier otro país y quizás más que cualquier otro imperio del pasado ha creado todo un imperio de armas intercontinental y se ha impuesto de manera única por sus intervenciones e invasiones militares en el mundo desde a finales del Siglo 19. Veamos una pequeña muestra.

Los latinoamericanos y caribeños sabemos de las intervenciones e invasiones en Puerto Rico (1898), Guatemala (1954), Cuba (1961), República Dominicana (1965), Chile (1973), Granada (1983), Nicaragua (1984-90), Panamá (1989) y Venezuela (2002). Muchos saben de la Escuela de las Américas del ejército de los Estados Unidos donde se entrenaron dictadores militares y militares latinoamericanos que se especializaron en torturas, asesinatos y desapariciones. Estados Unidos tiene bases militares de diversos tamaños en Honduras, El Salvador, Colombia país clave por estar cerca de Venezuela, Puerto Rico, Paraguay, Cuba, Aruba y Ecuador. A propósito de Ecuador, a comienzos del corriente año el Presidente de Ecuador Rafael Correa declaró que la base en Manta tiene que salir y pemitiría su permanencia sólo si Estados Unidos permite una base ecuatoriana en Florida, el embajador estadounidense en Ecuador respondió que no. No hay ninguna base militar extragera en suelo estadounidense.

Aún cuando se han cerrado algunas bases militares en Estados Unidos, según Chalmers Jonhson, presidente del Instituto de Investigación japones, en su ensayo Nemesis (2006) sostiene la tesis que Estados Unidos caerá como imperio debido a una bancarota económica nacional y su aparato militar, señala que es la única nación que mantiene más de medio millón de hombres y mujeres militares en el extragero en cuatro continentes; desplegados vigilando en cada oceano garantizando la sobrevivencia de países que van desde Israel hasta Corea del Sur. Datos del Pentágono, según Jonhson, para el 2005 declaran que hay 737 bases militares estadounidenses en el mundo sin contar los puestos de torturas en países que se mantienen en secreto. Se estima sus gastos ronda en $658.1 billones. Tiene bases militares por ejemplo en Alemania, fuera de la disputa reciente contra Estados Unidos por la política sobre Irak, pero no deja de ser un fuerte receptor militar. Tiene bases militares en Japón, Italia, Corea del Sur, Senegal, Chad, Mali, Uganda, Pakistan, Filipinas, India, Tailandia, Algeria, Moroco, Australia, el Norte de Africa, una colosal estructura de bases en el Golfo de Arabia y Asia Central. Muy pocos saben que algunos países le pagan a Estados Unidos por tener bases militares, como Bahrain, Kuwai, Qatar y la Unión de Emiratos Arabes, el objetivo es que Estados Unidos les garantize su seguridad contra enemigos comunes. A pesar de las sumas millonarias que pagan no se compara con los gastos que nos toca pagar a los contribuyentes residentes en Estados Unidos para mantener el personal militar, las bases militares y sus falicilidades. Mantener su avanzada tecnología y personal de alto rango militar acompañado aveces de sus familiares inmediatos, llamadas coloquialmente “Little Americas” o “Pequeñas Américas”.

En estas bases militares “Pequeñas Américas” que hay algunas en suelo estadounidense como en Dakota, Mississippi y Las Vegas, donde residen esposas e hijos pertenecientes al ejército, viven en lujosas casas, tienen campos de práctica de deportes privadas, restaurantes, clubes de bowling, tienen carros de famosas marcas, todo a precios cómodos para los militares, tienen todo tipo de servicios hospitalarios y educativos gratuitos que no hay en países pobres donde se establecen. En estas “Pequeñas Américas” se ha reportado aproximadamente cada año 14,000 casos de hostigamiento y ataques sexuales, hay peleas por faldas y abortos que son ilegales en hospitales militares. Algunas salen fuera de la base para realizarse abortos. Anualmente el costo de las facilidades de estas “Pequeñas Américas” es de aproximadamente la escandalosa suma de $2 billones.

El poder militar imperialista de Estados Unidos abarca casi todo el mundo a diferencia de otras grandes potencias actuales. Todos los imperios a lo largo de la historia se han justificado y Estados Unidos no es la excepción en el presente como cuando se justifica: “Defender sus productos e intereses de EU” (lease multinacionales), “Guerra contra el Terrorismo” “Guerra contra las drogas” “Contra los comunismo” “Apoyo a aliados” ‘Guerra preventiva” “Ayudar a gobiernos contra el criminalidad” “Guerra contra la pobreza” pero nunca se dice la verdadera verdad. Imponer sus negocios como los tratados de libre comercio, su Pax al estilo de la antigua Roma, el robo de recursos naturales como el petroleo y el gas, instalar gobiernos títeres, derrumbar gobiernos que no sigan la linea de Washington, llenar las mentes de millones en el planeta de deseos superficiales al estilo de la mayoría de los estadounidenses, imponer su sistema económico y político, sus valores, creencias y visión de mundo. Si no se acepta y acata la supuesta “verdad” absoluta de Estados Unidos, se amanaza por medios económicos, comerciales y sobretodo se ataca por medio del imperio de las armas