HOME | ACERCA | NACIONAL | LOCAL | MUNDIAL | DOCUMENTOS | CONTACTOS | ANTERIORES

NACIONAL

¿Demócratas o Republicanos en el 2008?

Es posible construir la alternativa política

Tengo malas noticias: ni el partido republicano ni el demócrata tiene una agenda lo suficientemente progresista para lidiar con las realidades socio-políticas de las comunidades latinas. Quien diga lo contrario miente.

Ahora bien, hay que reconocer que los/as demócratas se están preparando para reemplazar a los/as republicanos/as en el gobierno y los republicanos a Bush. De aquí el que me permita presentarles un argumento: Si queremos ver políticas progresistas las cuales impacten de una manera positiva a nuestras comunidades con cambios significativos, entonces vamos a elegir personas que son progresistas.

Por desgracia la manera de votar aquí en Estados Unidos es siguiendo los dictámenes de la maquinaria de uno de los dos partido principales; demócratas o republicanos. En el caso de las comunidades latinas de alguna manera se nos quiere vender la idea que en el partido demócrata es que está nuestra esperanza. Esto no es cierto.

En otras palabras, ni John McCain, ni Barack Obama ni mucho menos Hillary Rodham Clinton, han presentando una agenda política relevante para las comunidades latinas. Como a mí no me gusta esta idea de dar un cheque en blanco con un voto, entonces yo me inclino a que estos/as candidatos/as presidenciales tienen que enseñarme con una agenda progresista por lo menos dos cosas: que quieren hacer y como lo van a hacer. Esto en la actualidad no existe.

¿Que me gustaría ver en una agenda progresista? Me gustaría ver el que se promueva la igualdad de oportunidades dentro de una sociedad igualitaria. O sea, que el gobierno no responda a los intereses de la clase gobernante, del cristianismo-sionismo fanático, a los oficiales militares y/o a las elites económicas: que responda al pueblo.

De aquí el que quiera ver en esta agenda progresista los derechos de igualdad de la mujer; la lucha por la protección del ecosistema; la lucha por los derechos reproductivos y sexuales de las mujeres; la lucha por los derechos de nuestros/as hermanas/os lésbicas, gay, bisexuales y transexuales; que se elimine la impunidad y la corrupción gubernamental; la lucha contra el racismo/etnocentrismo; que se garantice la separación entre la Religión y el Estado; estar en contra del fascismo militarista y la guerra; en favor de retirar de fuerzas de ocupación en Irak; y el respetar la soberanía de los pueblos de Cuba y Venezuela.

Pero también a esta agenda progresista hay la necesidad de añadirle el derecho de Puerto Rico a su descolonización e independencia; estar en favor de eliminar las estructuras ideológicas y financieras que se han desarrollado en torno del movimiento conservador y la derecha religiosa; la no criminalización de los/as inmigrantes documentados/as o indocumentados/as; y el respeto por las diferencias de opinión y creencias; etc.

Como no existe una agenda socio-política por parte de los/as candidatos/as, entonces valdría la pena preguntarnos: ¿en donde en los discursos de Obama o de Clinton estos asuntos mencionados anteriormente se discuten? Estos temas tienden a ser invisibles y por el contrario lo que existen son unas posturas camaleónicas como por ejemplo cuando Hillary ante la pregunta del aborto respondió: el ser pro-vida no significa ser pro-aborto. Es claro que todavía Hillary como mujer no ha podido comprender que el aborto no debe de ser parte de una agenda de negociaciones diplomáticas sino más bien parte de los derechos humanos de la mujer a decidir sobre su cuerpo.

Ahora bien, ¿es posible construir la alternativa a estos dos partidos tradicionales de la clase dominante? Claro que si. Ahora mismo aquí en Estados Unidos todo movimiento socio-político que tenga la intención de cambiar las estructuras de la sociedad, crear una economía que no responda a la economía capitalista del mercado sino mas bien en la inversión social del pueblo, la radicalización política de la clase obrera y estudiantil, garantizar el acceso a los servicios médicos y educativos, por solo mencionar algunos de estas realidades, es un proyecto de alternativa y avanzada progresista, por lo tanto, tenemos que respaldarles. Paz con justicia.

P. Luis Barrios

Iglesia San Romero de Las Américas
New York, New York
8 de febrero de 2008

lbarrios[@]jjay.cuny.edu

No se vive celebrando victorias, sino superando derrotas. Santo Ernesto Che Guevara